La metamorfosis

Información básica:

Novela corta (unas cuarenta páginas) escrita por Franz Kafka, ciudadano del Imperio Austro-Húngaro, nacido en Praga y germanohablante. El texto fue publicado en 1915.

¿De qué habla?

Die Verwandlung, la metamorfosis

Die Verwandlung, la metamorfosis

“Cuando Gregor Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto.” Así comienza el texto, con una inexpicable (y así quedará) transformación o metamorfosis. Hasta entonces Gregor había sido un joven que trabajaba de comercial en Praga, con un trabajo esclavizante, un jefe despreciable, unos padres y una hermana que dependen económicamente de él y una pequeña habitación. Desde esa mañana es una gigantesca cucaracha con diminutas patitas. El texto narra la respuesta de su ambiente a esa metamorfosis.

¿Lo mejor?
El texto es como una piedra preciosa traído de un lugar fantástico: un diamante de papel (o de tinta electrónica). Por inaugurar recursos que el resto de la literatura utilizaría posteriormente. Por hacer una descripción tan fantástica de un sentimiento tan corriente. Por hablarnos desde una región (la Praga germanohablante) que ya no existe.

Si no puedes comprarte joyas, leete La metamorfosis. Así sabrás mejor qué significa exactamente eso de “una situación kafkiana”.

¿Lo más difícil?

Franz Kafka

Franz Kafka

El lector acostumbrado a una trama clásica o a historias realistas tiene que entrar en el texto desde otra perspectiva. Es uno de los textos más importantes de los últimos siglos. En primer lugar reinventa un tema literario clásico como es el de la metamorfosis. Pero más importante, con trazos expresionistas y motivos surrealistas, habla de los horrores de la vida burguesa o cosmopolita. Porque aunque no se hayan atestiguado transformaciones en cucarachas, la infelicidad de Gregor Samsa, la incomprensión de su familia o la ruindad laboral son muy reales.

¿Me lees un trozo?

El comienzo del texto es uno de los más conocidos, pero quizás no lo hayas leído nunca en alemán:

Als Gregor Samsa eines Morgens aus unruhigen Träumen erwachte, fand er sich in seinem Bett zu einem ungeheueren Ungeziefer verwandelt.

Ya que hemos leído la primera frase, vamos a leer el primer párrafo:

Estaba tumbado sobre su espalda dura, y en forma de caparazón y, al levantar un poco la cabeza veía un vientre abombado, parduzco, dividido por partes duras en forma de arco, sobre cuya protuberancia apenas podía mantenerse el cobertor, a punto ya de resbalar al suelo. Sus muchas patas, ridículamente pequeñas en comparación con el resto de su tamaño, le vibraban desamparadas ante los ojos.

«¿Qué me ha ocurrido?», pensó.

Dibujos hechos por Kafka

Dibujos hechos por Kafka

Más adelante, la madre se desmaya solo de ver a su hijo convertido en un insecto gigante. Gregor se pone nervioso y:

afligido por los remordimientos y la preocupación, comenzó a trepar, trepó por todas partes: paredes, muebles y techos, y finalmente, en su desesperación, cuando ya la habitación empezaba a dar vueltas a su alrededor, se desplomó en medio de la gran mesa.

Pasó un momento, Gregorio yacía allí extenuado, a su alrededor todo estaba tranquilo, quizá esto era una buena señal. Entonces sonó el timbre. La chica estaba, naturalmente, encerrada en su cocina y Grete tenía que ir a abrir. El padre había llegado.

-¿Qué ha ocurrido? -fueron sus primeras palabras.

El aspecto de Grete lo revelaba todo. Grete contestó con voz ahogada, si duda apretaba su rostro contra el pecho del padre:

-Madre se quedó inconsciente, pero ya está mejor. Gregorio ha escapado.

-Ya me lo esperaba -dijo el padre-, se los he dicho una y otra vez, pero ustedes, las mujeres, nunca hacen caso.

Gregorio se dio cuenta de que el padre había interpretado mal la escueta información de Greta y sospechaba que Gregorio había hecho uso de algún acto violento. [...] En ese momento algo, lanzado sin fuerza, cayó junto a él, y echó a rodar por delante de él. Era una manzana; inmediatamente siguió otra; Gregorio se quedó inmóvil del susto; seguir corriendo era inútil, porque el padre había decidido bombardearle. Con la fruta procedente del frutero que estaba sobre el aparador se había llenado los bolsillos y lanzaba manzana tras manzana sin apuntar con exactitud, de momento. Estas pequeñas manzanas rojas rodaban por el suelo como electrificadas y chocaban unas con otras. Una manzana lanzada sin fuerza rozó la espalda de Gregorio, pero resbaló sin causarle daños. Sin embargo, otra que la siguió inmediatamente, se incrustó en la espalda de Gregorio; éste quería continuar arrastrándose, como si el increíble y sorprendente dolor pudiese aliviarse al cambiar de sitio; pero estaba como clavado y se estiraba, totalmente desconcertado.

Reproduccion de la primera hoja del manuscrito original

Reproduccion de la primera hoja del manuscrito original

¿Donde lo consigo?
Se puede encontrar en cualquier sitio. En español hay varias traducciones en Internet, aunque muchas de ellas de calidad bastante baja. Sugeriría de buscar el texto en algunas de las editoriales clásicas de literatura.

Mi última lectura del texto ha sido en el original alemán. La editorial Reclam ha publicado una buena edición, sencilla y correcta con una correcta explicación sobre la edición, una pequeña explicación del texto y una reproducción de la primera hoja del manuscrito del texto. ¿Qué más podemos pedir por dos euros?

¿Cómo de accesible es el texto para alguien que no es hablante de alemán materno? En primer lugar quiero decir que la literatura alemana tiene un lenguaje, léxico y estructuras que difieren notablemente de la lengua no literaria. A diferencia de la lengua literaria inglesa, que busca su estilo culto en las lenguas romances (el francés), el alemán literario hace uso de estructuras y léxico propio tradicional. Dentro de este campo complicado, Die Verwandlung, de Kafka, es uno de los mejores textos para un aprendiente. Es un texto corto, moderno y con pocos cambios de escenarios o personajes (por lo que el léxico varía poco).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *